miércoles, 30 de octubre de 2013

El copago es un fracaso y el gasto farmacéutico ha aumentado.



Como trabajador del Sistema Nacional de Salud, no puedo por menos que mostrar mi indignación personal por las declaraciones de José Ignacio Echániz, Secretario Nacional de Sanidad y Asuntos Sociales del PP, que ha  calificado el copago de medicamentos implantado por Ana Mato, como una “medida feliz”. Por si no se ha dado cuenta este genio de la gestión sanitaria, esta afirmación es un insulto a todos los ciudadanos, especialmente a los pacientes y a quienes trabajamos en el sector.
 
Esta es una más de sus frivolidades (los médicos duermen en las guardias, el copago es un café, etc), puesto que o se atreve a hablar de cifras que desconoce (malo para un responsable político), o sencillamente trata de engañarnos. Y sobre todo demuestra un cinismo desbordado porque hablar de justicia social,  afirmando que las políticas sanitarias del PP la garantizan, requiere una alta dosis de cinismo.
Pero estas declaraciones no son casuales en este momento, puesto que hace unos días hemos sabido que el gasto farmacéutico del Estado se disparó hasta septiembre casi un 10%, pese al copago impuesto. Esto pone en cuestión el argumento de la ministra Ana Mato, el ahorro en el sistema, para hacer que los enfermos paguen parte de sus medicamentos:
Pero como los números son tozudos, este señor manipula las cifras para así engañar a los ciudadanos. El gasto farmacéutico ya llevaba tres años bajando, pero en el año 2012 se alcanzo la cifra de  seiscientos setenta y ocho millones de euros, mientras que a septiembre de 2013, ya hemos llegado a los setecientos cuarenta y cuatro millones y medio de euros, y falta por computar el último trimestre. Lo que ha hecho Echaniz y tomar los datos del 2011 para compara con 2013 y entonces si hay una disminución.
El motivo, de esta artimaña es que si los comparamos con 2012 las cifras no salen, mientras que si se comparan con los datos de septiembre de hace dos años, si que baja el gasto farmacéutico. La realidad con los números actualizados, es que con el copago,  el gasto  farmacéutico no solo no se ha reducido, sino que ha aumentado un 9,75%. También a la vez ha aumentado el número de recetas facturadas.
Además hay otro dato que Echaniz omite deliberadamente para evitar que quede patente la realidad de que en lugar de disminuir coste, está aumentando, y es que en estas cifras no se incluye el gasto farmacéutico hospitalario, que también se les ha disparado.
Dicho todo lo anterior, la respuesta que merece la afirmación del secretario nacional de Sanidad y Asuntos Sociales del PP, es que para los únicos que las medidas de su gestión sanitaria han sido “felices”, es para las farmacéuticas y las clínicas privadas donde se derivan los pacientes del sistema público.
Pacientes y sanitarios no podemos estar felices con la realidad. Así que las afirmaciones de este señor, en lugar de lanzarlas a los medios de comunicación, podría guardárselas donde los pepinos amargan.

2 comentarios:

  1. donde los pepinos amargan, siempre es por el culo, por si alguien lo desconoce!!!!!

    ResponderEliminar
  2. veo que lo que sí cae es tu estadística de entradas en el blog, si revisamos de febrero(26 )a septiembre (3), que no decaiga el ánimo, que las visitas crecen. ANIMO

    ResponderEliminar

Los medios de comunicación en democracia

  Y este comentario es de opinión tras la lectura de los medios de hoy. Que personas de nuestro entorno, gente afable y generosa, tenga asim...